Tuesday, 16 July, 2024

CARTAGENA DE INDIAS PARA CONTEMPLAR


Cartagena de Indias, en Colombia, es la ciudad que encierra una magia especial. Sus leyendas, sus pintorescas callecitas enmarcadas de fuertes colores en la fachada de sus viviendas la convierten en algo único, difícil de no reconocer. Aquí el tiempo se detiene para vivir la mejor de las fantasías: una vivencia tejida entre las piedras y las olas caribeñas.  ¡Bienvenido a la historia, a la vida tejida entre las piedras y sus vibrantes colores!

Conocer Cartagena de Indias, en Colombia, es una asignatura pendiente que me debo en mis viajes. Pero, puedo contar con amigos que la están disfrutando y me proveen de información e increíbles fotografías. Gracias, Jesús De Diego, por tener la amabilidad de tomarte tu tiempo y contarnos de esta maravilla terrenal.

Típicas calles adoquinadas
La fachada de sus casas fuertes colores

Para muchos de lo que la visitan, no difieren en asegurar que pasear por Cartagena de Indias es como navegar las páginas de un libro encantado, donde las palabras de Gabriel García Márquez se entrelazan con los suspiros de los conquistadores que una vez pisaron estas calles adoquinadas. La ciudad, como un amuleto de realismo mágico, envuelve en su abrazo cálido y permite transportarse a un tiempo donde los sueños y la historia se funden.

La Torre del Reloj

Las calles de Cartagena son senderos de nostalgia y secretos. Cada piedra cuenta una epopeya de corsarios y tesoros escondidos. Los balcones, con sus barandas de hierro forjado, sus paredes de colores terracotas y turquesas, parecen susurrar cuentos de amores prohibidos y pasiones desbordantes. El mar Caribe, baña las murallas y acaricia los muros como un amante eterno.

Invasión de colores y naturaleza

En esta ciudad, el tiempo se desvanece. Las plazas, como escenarios de teatro, invitan a danzar al ritmo de la salsa y a perder la noción de las horas. San Pedro Claver, con su estatua de bronce, nos recuerda que en Cartagena, los héroes y los amantes comparten el mismo espacio.

Bocagrande, otro sitio, con su arena dorada, es una tentación a sumergirse en sus aguas cristalinas. Las Islas del Rosario, como gemas escondidas, ofrecen arrecifes de colores y secretos submarinos. Y en cada esquina, el aroma a café y especias es una guía hacia la esencia misma de esta ciudad.

Se le llama la “ciudad amurallada”. Estas murallas son testigos de siglos de historias, se alzan como guardianas imperturbables. Sus piedras cuentan de corsarios y tesoros, de amores prohibidos y luchas por la libertad. El Corralito de Piedra, como cariñosamente se le llama, es un laberinto de callejones donde los sueños se despiertan y las leyendas cobran vida.

Todo preparado para el turismo
Lugareños adornan sus calles

En ese cordial paseo es donde se ubican el Museo de la Inquisición, la Iglesia de San Pedro Claver o la Torre del Reloj. Aquí, Gabriel García Márquez encontró en Cartagena su musa, su fuente de realismo mágico. Las casas coloniales esconden puertas a otros mundos, y los faroles de hierro guardan sus suspiros.

Es así, a Cartagena de Indias se la define como una joya resplandeciente de la corona de Colombia, donde los corazones se pierden y los sueños se encuentran. Es como un hechizo que atrapa y a la vez, libera.

Gabriel García Márquez presente en cada rincón de Cartagena

Producción general: M.E.V.

Gentileza: Jesús / Denomades

Fotos: Jesús De Diego

One comment on “CARTAGENA DE INDIAS PARA CONTEMPLAR

Jesús de Diego

Bueniiiiisimoooo!!!

Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *